Saliendo de Villafranca de la Sierra con dirección a Navacepedilla llegaremos a la Nava, lugar donde se encuentra la casa que fue del pintor Benjamín Palencia, hoy casa rural; partiendo de este punto alcanzaremos una cota de 1.700 m. de altitud y nuestra vista se perderá hasta la Peña de Francia, Sierra de Béjar, La Serrota …

En el descenso por el arroyo de Hoyacarnacho nos esperan el rumor de las cascadas y una vegetación poco común para la zona: tejos y acebos.

Sirva esta ruta de pequeño homenaje al artista nacido en Albacete, perteneciente a la “Escuela de Vallecas” y asentado en tierras castellanas durante años, supo captar con maestría los colores de esta tierra y las miradas de sus gentes; estos mismos paisajes que nos acompañarán en este recorrido y que, probablemente, emocionarían muchas veces al pintor desde los ventanales de su casa, desde su jardín o en sus paseos.

Dificultad: Media
Distancia total: 10 Km.
Horario total aprox.: 6 h.
Punto de partida y llegada: Villafranca Villafranca.

Esta ruta circular comienza en la Nava, a las afueras de Villafranca de la Sierra, a la derecha según subimos hacia Navacepedilla sale el camino, al otro lado de la carretera veremos la casa de Benjamín Palencia y una fuente en la que podremos llenar nuestra cantimplora.

Ganaremos altura después de una fuerte pendiente, mientras hacemos un pequeño descanso podremos observar la “planta ballesteros”, utilizada por los soldados para envenenar las flechas.

Cuando lleguemos a la cota 1450 m. llevaremos una hora aprox. de ascensión nos encontraremos en la Cerca del Cristo; nuestra vista se hunde en la belleza del valle de] Corneja, vistas de la Sierra de Béjar, Guijuelo, Peña de Francia; una cruz muy cerca entre bloques de granito nos marca el camino, al SW Navacavera, una gran cerca para el ganado que demuestra la riqueza ganadera de la zona.

Poco a poco nuestra orientación irá cambiando de Sur-Este a Este, al mismo tiempo el robledal desaparece y hace su presencia el piornal.

Una vez cruzada una portera nos veremos obligados a detenernos ante el espectáculo de la majestuosa Serrota, el encanto de Navacepedilla, la belleza del pinar del monte de la Mata…

En dos horas de camino y aproximadamente a la mitad del recorrido alcanzaremos la cota más alta de la ruta 1.700 m. donde el camino muere en una amplia pradera.

A partir de este momento comenzará nuestro descenso, a nuestra izquierda unos corrales y a la derecha una valla de piedra formarán una especie de pasillo por el que llegaremos sin dificultad al arroyo de Hoyacamacho.

Siguiendo el arroyo y nada más comenzar nuestro descenso nos toparemos con un sorprendente y bellísimo ejemplar centenario de tejo, algunos más veremos a lo largo del camino, así como acebos.

En el punto en el que se unen el arroyo de Hoyacamacho con el arroyo Malezas, caminaremos por una vereda o senda que nos llevará hasta el río Corneja.

Una acequia para regar los prados a nuestra derecha nos ayudará a encontrar el camino sin problemas.

La senda convertida poco a poco en camino se bifurca, seguiremos por la derecha. : Ahora son los pastizales y serbales los protagonistas del paisaje; continuando nuestro descenso, que será fuerte poco antes de llegar a la carretera que sube a Navacepedilla, llevaremos unas 4 horas caminadas. Unos 70 m. más o menos a la derecha según bajamos por la carretera un camino nos llevará al molino de agua de Alberto paraje conocido como La Tejera -uno de los mejores ejemplos de arquitectura popular de la comarca, ejemplo vivo, fiel, de los numerosos molinos que existían en el curso del río Corneja.

En este punto se unen el arroyo de las Malezas con el Corneja, la vegetación es la típica de ribera, nogales, avellanos y, sobre todo, las riquezas de las huertas de judías.

Dejando a un lado el rumor del agua, continuaremos nuestro paseo por la parte trasera del molino y tomando la bifurcación a la derecha, nos iremos acercando al destino final de la excursión La Ribera-

A la salida del pueblo y una vez cruzado el puente sobre el Corneja tornaremos la carretera que nos lleva al punto de salida-La Nava- y a la casa de nuestro admirado artista,

Autores: Daniela González Castro
María Vaquero
Miguel Ángel Vaquero